[fusion_builder_container admin_label=»Intro» hundred_percent=»no» hundred_percent_height=»no» hundred_percent_height_scroll=»no» hundred_percent_height_center_content=»yes» equal_height_columns=»no» menu_anchor=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» background_color=»» background_image=»» background_position=»center center» background_repeat=»no-repeat» fade=»no» background_parallax=»none» enable_mobile=»no» parallax_speed=»0.3″ video_mp4=»» video_webm=»» video_ogv=»» video_url=»» video_aspect_ratio=»16:9″ video_loop=»yes» video_mute=»yes» video_preview_image=»» border_color=»» border_style=»solid» margin_top=»» margin_bottom=»» padding_top=»50px» padding_right=»» padding_bottom=»100px» padding_left=»» type=»legacy»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ layout=»1_1″ spacing=»» center_content=»no» hover_type=»none» link=»» min_height=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» background_color=»» background_image=»» background_position=»left top» undefined=»» background_repeat=»no-repeat» border_color=»» border_style=»solid» border_position=»all» padding_top=»» padding_right=»» padding_bottom=»» padding_left=»» margin_top=»» margin_bottom=»» animation_type=»» animation_direction=»left» animation_speed=»0.3″ animation_offset=»» last=»true» border_sizes_top=»0″ border_sizes_bottom=»0″ border_sizes_left=»0″ border_sizes_right=»0″ type=»1_1″ first=»true»][fusion_text columns=»» column_min_width=»» column_spacing=»» rule_style=»default» rule_size=»» rule_color=»» class=»» id=»»]

Nuevas Tendencias de Cirugia Mini Invasiva .

[/fusion_text][fusion_separator style_type=»single solid» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» sep_color=»#74c5da» top_margin=»0″ bottom_margin=»30px» border_size=»4″ icon=»» icon_circle=»» icon_circle_color=»» width=»150px» alignment=»center» /][fusion_text columns=»» column_min_width=»» column_spacing=»» rule_style=»default» rule_size=»» rule_color=»» content_alignment_medium=»» content_alignment_small=»» content_alignment=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» sticky_display=»normal,sticky» class=»» id=»» font_size=»» fusion_font_family_text_font=»» fusion_font_variant_text_font=»» line_height=»» letter_spacing=»» text_color=»» animation_type=»» animation_direction=»left» animation_speed=»0.3″ animation_offset=»»]La «Cirugía Mini Laparoscópica», es un procedimiento que minimiza el dolor postoperatorio y las complicaciones. Acelerando de esta forma la recuperación del paciente. La Cirugía Mini Laparoscópica utiliza instrumentos de trabajo comprendidos entre los 2.0 – 3.5 milímetros de diámetro. Esto significa que las incisiones en la piel ya no necesitan ser suturadas, y por lo tanto no dejan cicatrices, como lo hace la cirugía convencional y algunas cirugías laparoscópicas.

¿En qué se diferencia con la Laparoscopía convencional? Los instrumentos de trabajo de esta oscilan entre los 5 y 10 milímetros de diámetro. Lo que convierte a la Mini Laparoscopía en una mejor opción.

Estéticamente hablando, la cirugía mini laparoscópica prácticamente no deja cicatriz, por lo que algunos han llegado a llamarla «cirugía invisible», obviamente esto dependerá del tipo de piel y cicatrización del paciente, pero en la gran mayoría de casos, los resultados, son prácticamente «invisibles». Lo que nos permite aseverar que estamos llegando a la cirugía sin cicatrices.

Dolor: al ser una cirugía menos invasiva debido al diámetro de las incisiones, esta cirugía reduce considerablemente el dolor. Lo que nos dará una mejor recuperación y nos permitirá poder regresar a nuestras actividades normales más rápidamente.

Por lo anterior, el tiempo de recuperación postoperatorio se reduce sustancialmente.

¿Por qué? Tomemos como ejemplo la Colecistectomía (cirugía para «cálculos en la vesícula», o vesícula biliar).
El procedimiento requiere de hospitalización y es realizado bajo anestesia general, de la misma forma que la colecistectomía laparoscópica y colecistectomía convencional abierta.
Las diferencias son la necesidad de una mayor destreza y capacitación por parte del cirujano para realizar los nudos quirúrgicos intracorpóreos, los cuales sustituyen el uso de los grapas metálicos. Al trabajar con 3 portales cuyas incisiones oscilan entre los 2.5 – 3 milímetros de diámetro, en vez de incisiones de 5 – 10 milímetros de diámetro. Lo que resulta en menores incisiones que ni siquiera necesitan de puntos de sutura. Resultando en una cirugía menos agresiva que es estéticamente muy superior, y con una recuperación mucho más corta.

¿Qué tipos de procedimientos quirúrgicos podemos realizar por medio de la «Cirugía Mini Laparoscópica?

  • Colecistectomía laparoscópica. Hablamos anteriormente de ella y es la cirugía que busca remover los cálculos en la vesícula biliar, y la vesícula biliar.
  • Apendicetomía laparoscópica que consiste en la remoción del Apéndice Ileocecal por Apendicitis Aguda.
  • Reparación laparoscópica de hernia inguinal. «Una hernia ocurre cuando se debilitan las capas internas del músculo abdominal, a raíz de lo cual se produce un abultamiento o un desgarro.»
  • Cirugía laparoscópica antirreflujo. Es una cirugía para tratar la acidez.
  • Laparoscopías Diagnósticas y de Estadificación que son procedimientos que ayudan a realizar diagnósticos difíciles y a estadificar enfermedades avanzadas que necesitarían de laparotomía que son cirugías abiertas grandes.
  • replica watches
    replica watches uk

La cirugía mini laparoscópica es preferible desde el punto de vista médico y estético. Una operación que presenta una gran cicatriz, una recuperación dolorosa y complicada, puede ser tan molesta como la complicación que generó la cirugía.

Contáctenos hoy mismo, y con gusto responderemos a sus interrogantes. CLICK AQUI ( Por: Dr. Roberto Gallardo Diaz )[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]